Chus y Toni. Cuando Asturias y León se unen.




Fue un 10 de septiembre. León amanecía con un sol cálido y un cielo azul que animaba el espíritu. Llegué al Ayuntamiento con ganas de ver a Chus y a Toni. Sabía que iba a ser un día fabuloso y que todo iba a salir bien. Eso se sabe. Se siente. 
Toni y Chus, Antonio y Jesús, son una pareja de las que te marcan, de las que dejan su huella en tu corazón. Su cercanía, sus sonrisas, sus miradas emocionadas e ilusionadas, su voz. Todo eso lo guardo en mis recuerdos y ahí permanecerán siempre.

El día se nos pasó volando. Nos dio tiempo a recorrer León y a irnos hacia la zona donde la uva perfuma el aire. Su celebración fue en una mágica bodega, de luces cálidas y detalles en cada rincón. 

Tras su luna de miel, nos fuimos de postboda. Muchas anécdotas vividas y contadas que quedarán en secreto. Toda la mañana para nosotros, entre helechos y eucaliptos. Entre rocas y salpicaduras de olas.

Hoy, día de vuestro primer aniversario, os deseo toda la felicidad del mundo. No cambiéis porque soís especiales.

PD: Siempre seréis mis Epi y Blas :)