Dos preciosidades pequeñas y dos preciosidades un poquito más mayores

Había una vez dos amigas. Una de ellas tuvo dos preciosas niñas e hizo a su amiga la madrina de una de ellas. Esta última tuvo una idea. Un día me escribió y me dijo que quería regalar a su ahijada una sesión de fotos completa. Dicho y hecho :D.
Punto de encuentro: la casa de Cris, la madrina. Siempre le digo lo mismo: Tu casa me inspira mucho !!! y aquí os dejo la muestra de lo que pudimos hacer esa mañana con estas chicas grandes y pequeñas.
 
Un beso enorme para Clara, Julia, Noe, y otro para ti Cris :)
 





 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada